Buscar

Rodriguez, Felipe

Traducido por: Edna Frese

Luis Felipe Rodríguez Quiñones nació en Caguas, Puerto Rico en el 1926. Comenzó su carrera musical interpretando en varios grupos musicales los cuales él mismo ayudó a organizar: un dúo con Julito Rodríguez y un trío llamado “Los tres romanceros”, junto a Julito y Sotero Collazo.

En el 1950, dejó estos grupos para formar otro trío llamado Los Carpios, el cual más tarde fue conocido como Los Antares. También se unió a María Esther Pérez Félix en un duo entre los años del 1950 al 1953.

Las grabaciones de “la voz”, apodo que le dió un anunciante de radio, se escuchaban por todo Puerto Rico durante los años 50’s. Sobre todo canciones como “La última copa”, “Golondrina viajera” y “No Te Perdono Más”. Su éxito le llevó a presentarse con regularidad en el circuito de teatros hispanos de la costa este de los Estados Unidos, frecuentemente vendiendo más entradas que otros artistas ya establecidos como por ejemplo Libertad Lamarque.

En el 1954 organizó el conocido dúo llamado Felipe y Davilita, con Ortíz Dávila. El dúo alcanzó grandes éxitos y extendieron por toda una era ese género de canciones populares en Puerto Rico. Cuando en los años 60’s la nueva ola de rock and roll, con sus guitarras eléctricas, llegó a las costas de Puerto Rico, el dúo todavía florecía, alternando una primera posición con el combo de Rafael Cortijo.

En medio de las nuevas corrientes musicales, su popularidad se mantuvo fuerte entre la comunidad puertorriqueña en la ciudad de Nueva York. Fue el primer puertorriqueño que cantó el himno nacional de su país en un evento deportivo televisado nacionalmente (en Estados Unidos).

Al regresar a Puerto Rico, se desempeñó como anfitrión de un programa musical de radio llamado “Este es su disco” transmitido por radio WITA de San Juan. Más tarde, un compromiso con la RCA Victor no tuvo igual éxito, pero “la voz” ganó gran fama en los años 70’s por sus producciones musicales de música navideña, interpretados junto a Davilita y Pellín Rodríguez. Su canción “La protesta de los Reyes” en 1974 se convirtió instantáneamente en un clásico ya que la afirmación cultural tocó una cuerda en los corazones puertorriqueños.

En sus días finales, el popular cantante se unió con otro cantante Felito Félix para grabar un albúm de boleros que se convirtió en un clásico de la música puertorriqueña. Mientras grababa la segunda edición del disco, una caída accidental en su casa resultó en su muerte el 26 de mayo del 1999.

Discografía

Leyenda (2000)

Y Su Trio Los Antares (2000)

Felicidades (1999)

16 Exitos Originales (1997)